Guerrilla Boliviana

En julio de 1966 el Che viaja en el mayor secreto a La Habana donde junto a Fidel prepara una nueva misión a Bolivia. A través de Moscú, Praga y Viena, Che viaja vía Brasil a Bolivia donde llega a su capital el 3 de noviembre con el nombre de Adolfo Mena González y pasaporte uruguayo. El 7 de noviembre se incorpora a la guerrilla comandando el Ejército de Liberación Nacional, librando numerosos combates durante los once meses en que se extiende la contienda, contra un ejército entrenado y armando por asesores norteamericanos.

En 1967 el Che escribe la situación de la guerrilla:

Como había pensado la actitud de Monje (El subsecretario del Partido Comunista de Bolivia) fue evasiva y traicionera. Su partido ya está armando contra nosotros. No sé a dónde lo llevará eso, pero yo no me detendré, y quizá a la larga esto será una ventaja par nosotros, estoy de hecho casi seguro de eso. La gente más honesta y competente se quedará de nuestro lado, aunque tenga que pasar por una severa crisis de conciencia.
Hasta ahora Guayara ha reaccionado bien. Veremos como el y su gente se alinea (…) La fase actual de la guerrilla comienza ahora, y probaremos a nuestras tropas. El tiempo dirá cuáles son las perspectivas de la revolución Boliviana. De todas las cosas que planeamos el reclutamiento de camaradas bolivianos es lo que mas lentamente se está dando.

En marzo el análisis decía así:

Este mes no estuvo exento de incidentes, peor el total se ve así: fase de consolidación y purificación de la guerrilla, lento desarrollo con los pocos elementos que vinieron de Cuba – y no pelean mal- y elementos del grupo de Guayara quienes están bastante débiles en general. Ahora la fase comienza con acciones con un ataque exacto y espectacular. Debemos tomar el camino mucho antes de lo que hubiera querido y con la carga de cuatro posibles chismosos. La situación no es buena pero una nueva etapa de pruebas comienza para la guerrilla y le hará bien si es que la superamos. La guerrilla consiste de 29 bolivianos, 16 cubanos y 3 peruanos.

En los meses que siguieron Che y sus hombres tuvieron más y más problemas de comunicación con La Paz y Cuba por lo que finalmente tuvieron que operar totalmente aislados. Contactar a los campesinos se hizo mucho más difícil de lo que pensaron, sobre eso él escribió en mayo:

Los granjeros aun no se nos unen, aunque parece que lentamente han dejado de temernos y parecen admirarnos. Este es un proceso lento y que requerirá paciencia.

En junio escribió:

Los granjeros aun están reacios a nosotros. Es un círculo vicioso para atraerlos debemos ejecutar más acciones en áreas pobladas, pero para eso necesitamos más hombres. (…) El ejército está ahora aquí haciendo un trabajo peligroso con los granjeros que no debemos dejar sin intervención. Si no hacemos algo todos los granjeros se convertirán entonces en espías del gobierno, por sus miedos o por las mentiras que ellos les dirán sobre nuestras intenciones.

che038Mientras tanto los Estados Unidos proveen de más armas y asesores al ejército Boliviano. La tierra es arrasada con más golpes del ejército y la fama del Che y sus hombres crece en la prensa boliviana e Internacional día a día:

En el campo político la palabra oficial es que estoy en Bolivia y no muerto en Cuba, lo que es bueno. Hasta dicen que el ejército tiene que pelear con una guerrilla perfectamente entrenada, dicen que entre nosotros hay incluso vietcong’s.

En septiembre la guerrilla continúa aislada y sufre varias bajas en las emboscadas del ejército Boliviano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Biografía. Guarda el enlace permanente.